Concilia, Concilia…que algo queda

Concilia, concilia….que algo queda.

La que hemos liado Bolota. Sí ya sé que tú piensas que no tienes culpa ninguna y que esto no va contigo. Pero te equivocas, porque si hablamos de conciliar tú y yo somos el mejor ejemplo para ilustrar esta banal polémica. Te cuento que todo esto viene a cuento porque una diputada esta mañana se ha presentado en el hemiciclo con su churumbel. Te explico que una diputada es un cargo de representación política y que no tiene nada que ver con ese oficio tan antiguo que algunas mujeres ejercen a cambio de money money. Bueno si piensas que un político a veces también ejerce a cambio de money money…pues mira que seguramente tienes mucha razón. Te cuento que un churumbel son los bebés y niños que las gitanas solían llevar antaño en brazos o que les agarraban el mandil. Hace tiempo era habitual ver esos niños chupando la teta de sus madres aunque estuvieran en plena calle y aunque tuvieran casi diez años o más. Eran otros tiempos. Entonces había reparo y decoro que diría mi abuela y no se veían esas estampas tan costumbristas salvo con las gitanas y poco más. Claro abuela, también entonces se veían los niños y no sólo los churumbeles, con velones de mocos verdes. En cuanto a lo de chupar de la teta… Querida Bolota, debo decirte que hoy casi los que más chupan son los politicos y los sindicalistas. Y si me coges en un momento de enfado te digo y sé que no miento, que aquí chupa todo el mundo. Porque el que no llora no mamá, como bien sabes.

Sigo contándote que esta mujer se ha presentado en su lugar de trabajo, el que le vamos a pagar todos nosotros con su bebé y que no ha pedido permiso ni opinión a sus jefes, que también somos nosotros. Ni tampoco a sus compañeros de trabajo. Imagínate que eso lo hiciera cualquier otra trabajadora en su puesto de trabajo… Puedes pensar que como poco cualquiera se llevaría una bronca y una amonestación verbal , y vuelta para casa para dejar al bebé con una cuidadora, su padre o los abuelos. Y si no tienes otro remedio ni solución, lo más propio es pedirse el día y que te lo descuenten de tus vacaciones. Resulta que esta mujer no debe tener ni marido o eso que ahora suena tan moderno de pareja sentimental o simplemente pareja, ni abuelos el niño, ni cuidadora que suena más progre que nanny.. ¡Coño qué desgracia más grande!

Sí, sí, es una trabajadora sufridora y con pocos beneficios sociales y por eso se ha presentado con el nene….pero la lista, no se ha enterado aún que a ella la empresa, uséase nosotros le pagamos y que en esos pagos también está incluido una guarde en su mismo centro de trabajo. Vamos, lo mismito que el resto de trabajadoras de este país. Y precisamente cuando a uno le dan la oportunidad de hacer uso de un servicio gratuito, si no lo usa es como poco de idiotas y si encima se paga con nuestros impuestos pudiera considerarse un despilfarro no hacer uso de ello porque el tiempo que estás en el trabajo es para trabajar y no para dedicarte a hacerle monerías al niño o ponerte a jugar con sus peluches. Me parece una falta de seriedad y una tomadura de pelo al resto de los españoles, porque o estamos a lo que estamos, o no estamos. Yo sé que a ti Bolota además te resulta una burla querer hacer propaganda y espectáculo con esto porque sabes que el resto de mujeres trabajadoras ni tienen guardería en la empresa, salvo excepciones. Ni se llevan al crío al trabajo. Tienes razón mi querida perrita. Pero qué fotogénico queda un diputadito vestidito de azul, con su camiseta y su canesú. Cierto Bolota, y además se gana cuota de pantalla. Y yo que pensaba que estas mujeres podemitas, feministas ellas, apostaban porque la maternidad debía ser compartida y casi cosa de hombres… Y resulta que son de la antigua escuela: los niños con las madres y los padres qué…..tocándose los cataplines con una cerveza y viendo el fútbol. Eso lo dices tú Bolota, yo mejor me callo lo que pienso.

Espero que alguien con sesera nos lo aclare….
Te cuento un secreto Bolota, eso de conciliar lo he visto yo hace mucho tiempo. Pero entonces claro que eso no era noticia. O por lo menos este episodio de conciliación que hoy nos han metido en todos los diarios y teles. Hace muchos muchos años cuando yo y los hermanos éramos pequeños solíamos acompañar a mi padre algunas veces al trabajo. Claro que eran los fines de semana. Mi padre iba a su despacho a mover papeles, conciliar cuentas y esas cosas del trabajo tan habituales en un empresario o en un autónomo. Imagínate a un señor con corbata y traje de franela acompañado de un rebaño de niños, los sábados en su despacho. Nos llevaba y no rechistábamos. Nos ponía en una mesa con papel, lápiz, goma y bolígrafo Bic, y a hacer palotes, números y cuentas. Nosotros ya conciliábamos y no éramos noticia. Mi madre también conciliaba intentando cuadrar el presupuesto y la lista de la compra. Imagina una familia de ocho churumbeles y no salíamos ni en la prensa ni en el Nodo. Ni a mis padres les dieron ni un cargo, ni medallas. Como tampoco se las dan a los autónomos que nos pasamos la vida intentando conciliar en ese sentido, e intentando conciliar el sueño cada día. Y todo eso sin vacaciones, sin convenios colectivos, y sin guarderías equipadas en el centro de trabajo. Y por más que avancen los tiempos, la situación para estos sufridores no mejora. Y nos sentimos como el pobre Calimero, que nadie nos quiere. Así que querida amiga, que no nos cuenten milongas.

Ahora que tú y yo, somos más más y más IN porque vamos un pasito adelante porque yo concilio trabajo con petfriend…. Vamos que nos conciliamos mutuamente y nos reconciliamos con un lametazo y una caricia. No quiero dar ideas a la diputada de podemos para otra ocasión, pero que sepa que lo nuestro sí que mola y es avanzado. Mientras se busca un perrin para el próximo espectáculo en el hemiciclo, le digo que hasta eso lo he visto hace muchos años en mi cole de toda la vida, cuando antes que nadie permitieron a una niña del cole ciega acudir a clase con su perrito. Y bien que hicieron.

Han llegado los guais, los modernos, los del porro, el chándal y las rastas. Y resulta que les entendíamos mal, y cuando se manifestaban decían no a las rastas, queremos ser casta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s